Una gran contradicción: el valor del dinero

Dinero y capitalismo

Como hemos visto el valor del dinero está ligado a la capacidad productiva de una sociedad. Dada una cantidad fija de dinero, el valor de este aumenta a medida que aumenta la capacidad productiva, o lo que es lo mismo, cuando aumenta la oferta bajan los precios. Y al contrario, cuando se produce menos, más dinero es necesario para las compras.

Menuda contradicción, que nos sitúa ante un fenómeno inusual: cuanto menos vale el dinero, cuanto menos podemos comprar con una cantidad determinada de dinero, más imprescindible se nos hace obtenerlo en mayores cantidades, cobra, si se quiere, valor.

¿Cuántas otras cosas existen con una característica similar? No creo que muchas.

Y es que estamos en presencia de un fenómeno fetichista: el dinero no es más que un reflejo detrás del cual subyace la producción, la riqueza real de una sociedad. Cuando producimos menos cantidad de cualquier producto , o se restringe el número de productos, el dinero pierde su valor económico  -relativo a los productos que puede comprar- a la vez que gana en valor, digamos, sicológico. Pues bien, lo que realmente gana valor es el trabajo ante la escasez.

El trabajo es la medida real de riqueza. Cuando se produce poco, no necesitamos más dinero, que no es nada en si mismo: necesitamos trabajar más, producir más, lo cual se nos antoja como un asunto de voluntad.

Y sin embargo, al menos en el capitalismo, nada parece moverse sin la intervención del dinero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *